Home » Culturas » Canarias lanza al mar versos en una botella

Canarias lanza al mar versos en una botella

  • Poetas de todo el mundo están firmando la Carta por un Mar de Culturas
Canarias lanza al mar versos en una botella
Fotografía de: Olga Guarddón

Poetas de varios países han firmado la Carta contra las prospecciones en Canarias. Las palabras forman su propia marea contra el petróleo.

* Un artículo imposible sin la extraordinaria fotógrafa Olga Guarddón y la ‘granaína’ universal y reportera en ciernes Conchi Marañes, amigas profundas y reales de esta imaginada Atlántida.

Siempre habrá olas buscando una orilla. Siempre existirán palabras persiguiendo a alguien que las escuche, las lea y las entienda. Hasta en eso se parecen la mar y la vida. Las palabras se mueven sinuosas, vestidas con letras de seda o de pret a porter, según la ocasión, deambulando de esquina en esquina, esperando su momento para tomar cuerpo.

A veces se deslizan sudorosas por las calles de Madrid, se sacuden el ruido de la ciudad y entran sin permiso en la sala de arte El Estudio, propiedad del artista canario Andrés Delgado. Allí bullen poetas, pintores, gentes de mares, llanuras, mesetas y cantiles, hombres y mujeres que escuchan y hombres y mujeres que hablan. Las palabras se entrelazan y al final se descubre el resultado, su propósito del día, La Carta Mundial por un Mar de Culturas, su alegato contra las prospecciones en busca de petróleo en Canarias.

Samir Delgado (Las Palmas de Gran Canaria, 1978), poeta y activista cultural, coordinador del Encuentro Internacional de Literatura 3 Orillas y miembro integrante del World Poetry Movement (WPM), nos da más detalles en esta entrevista sobre el manifiesto, las palabras que hemos conocido y otras palabras que vendrán…

– ¿Cómo se fraguó la iniciativa de implicar a los poetas y artistas contra las prospecciones en Canarias?

Samir. Foto de Olga Guarddón.

Samir. Foto de Olga Guarddón.

El hecho de que poetas de las islas y del mundo se sumen a la protesta ciudadana contra las prospecciones indica el alto nivel de movilización social que se está logrando. Ya desde hace tiempo se viene incrementando la participación de escritores y poetas en temas de actualidad en las islas, como por ejemplo la visita realizada a la isla de El Hierro tras los sucesos del volcán submarino de La Restinga. Un hecho insólito logrado con el esfuerzo de muchos y que dio lugar a la edición del primer libro publicado en el mundo con el sello del World Poetry Movement.

En Canarias los poetas no se puede decir que estuvieron siempre en torres de marfil, hay precedentes como el de los hermanos Millares Sall o Pedro García Cabrera que son paradigmáticos sobre el compromiso del poeta con su entorno social inmediato. Es un asunto de coherencia, de humanidad. Hoy en día, muchos autores podrán quedarse instalados en el silencio como respuesta, sobre todo dentro de un panorama literario bastante dividido y fragmentado, por eso yo digo que a fin de cuentas el compromiso es con uno mismo.

– ¿Qué alcance está teniendo la Carta Mundial por un Mar de Culturas?

Magnífico, han llegado apoyos de lugares impensables antes de que se redactara la carta, con la firma de poetas de Brasil, Estados Unidos, Italia, Estonia o Irak. Al no ser un asunto vinculante a nivel administrativo, su simbolismo completa el valor moral de esta demanda ciudadana que alerta sobre la fragilidad ecológica y el dramatismo que se esconde en la sola mención de las perforaciones. Nuestro mar ha sido un espacio fundacional en la historia con mayúsculas, desde la mitología griega hasta las expediciones científicas en la modernidad. El decreto del Ministerio del señor Soria para las prospecciones petrolíferas es un auténtico documento de barbarie. El poder siempre ha impuesto su lógica. Y esta vez el mar de las islas que fue inspiración de poetas y artistas es el objetivo de su ceguera especulativa e irracional.

Andrés Delgado. Fotografía de Olga Guarddón.

Andrés Delgado. Fotografía de Olga Guarddón.

– He leído que tienen previsto organizar un encuentro de poetas en Lanzarote y Fuerteventura dentro de esta iniciativa. ¿Podría confirmarlo y en su caso darnos más detalles?

Ahora mismo el futuro de las islas pasa por Fuerteventura y Lanzarote. Ellas son las más antiguas en tiempo geológico, atesoran en sí mismas una memoria legendaria, sus gentes y sus paisajes, por eso el apoyo de los poetas del mundo a la causa nos parece una cuestión de ética. Lejos de los impedimentos económicos y de presupuesto, haremos un llamamiento para la presencia de autores durante este año en esas islas y así dar una muestra contundente de apoyo y fraternidad. Yo creo que las huellas de Manrique, de Saramago, de Aldecoa, de Josefina Plá, todavía permanecen allí. Estoy seguro de que ese es el camino a seguir, el de la palabra y la imagen como alternativas al deterioro sistemático de la vida bajo el autoritarismo del dinero

– ¿Son las islas espacios de creación e inspiración diferenciados de otros territorios?

El imaginario de lo utópico siempre estuvo identificado con lo insular, forma parte de las entrañas del pensamiento humano en todas las culturas. La diferencia nos constituye, durante siglos nosotros fuimos los otros, lo canario era exótico y distinto, ahí está el valor de las identidades múltiples, en el mestizaje y lo intercultural está el futuro, por eso se debe hablar más de la tricontinentalidad de Canarias. Nuestro territorio también es el mar, como ocurre en la polinesia, somos islas del mundo. Y de cara al futuro, cada vez presiento más cerca la idea de una federación de islas de la Macaronesia. Canarias tiene mucho que decir aún de cara al futuro.

Antonio Puente. Fotografía de Olga Guarddón.

Antonio Puente. Fotografía de Olga Guarddón.

– ¿Qué lógica tiene amenazar a un paraíso como Canarias con la ruina medioambiental?

Durante siglos los monocultivos económicos fueron impuestos en las islas. Desde el azúcar hasta el cemento, nunca se equilibró el modelo de desarrollo de una manera justa y viable. Ahora el tubo de ensayo en que se ha convertido Canarias para el neoliberalismo está mostrando su deriva catastrófica. El paraíso también lo es para los especuladores, para la corrupción y el interés económico transnacional. Ahora las islas deben asumir un cambio de rumbo, real y necesario, hacia nuevas experiencias de relación internacional con su entorno geográfico y nuevas fórmulas de participación ciudadana democrática. Que el pueblo decida. El paraíso debe ser de todos y para todos. Los ciudadanos europeos que nos visitan cada año, los turistas, entienden muy bien estas luchas pues se trata de garantizar para las generaciones venideras unas islas mejores.

– ¿Qué poder tiene la poesía y la palabra en general para cambiar la tozudez de las multinacionales y la clase política?

La poesía está en la vida cotidiana, en la luz de las islas, en la silueta de los volcanes, en los colegios y en las avenidas. Sentir las islas como propias es un proceso de concienciación poética, en cada ciudadano hay un sentido de clima, común y compartido, donde se puede percibir la dulce estadía existencial en esta tierra atlántica. De eso habló Manuel Padorno, uno de los poetas de mayor alcance en las islas. Ante los desafíos ecológicos, frente a la irreversibilidad de la era del petróleo, solamente la palabra nos salva de ese “socavón sombrío” que nos quieren imponer desde fuera. Volver a soñar con las islas es el porvenir, como en los tiempos más convulsos del 70, las crisis darán lugar a nuevos poetas y artistas, y la historia pondrá finalmente a cada uno en su lugar.


Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>