Home » Canarias » Tiempos de cambio: días extraños en las islas

Tiempos de cambio: días extraños en las islas

Tiempos de cambio: días extraños en las islas
Fotografía de: Fidelio García

 

El periodista Octavio Caraballo apunta la coincidencia entre la coronación del Príncipe Felipe y el “mayor atropello” a Canarias con las prospecciones.

Un artículo del periodista Octavio Caraballo

Octavio Caraballo.

L
os hechos se suceden a una velocidad inquietante y apenas tenemos tiempo suficiente para reflexionar o, simplemente, para ser conscientes de que estamos siendo testigos de una sucesión de cambios que, sin dudan, formará parte de la historia de España, de la historia de Canarias o de nuestra propia historia.

La abdicación del Rey supone el fin de una larguísima etapa de más de 39 años protagonizada por un monarca que, pese a ser designado a dedo por el dictador, contribuyó a fortalecer la democracia en sus primeros años, los más convulsos, aquellos en los que un golpe frustrado pudo haber cambiado el rumbo de un sistema que, pese a sus deficiencias, ha servido para forjar el periodo más largo de libertad y democracia.

Más transparencia

El Rey Juan Carlos cede el trono a su hijo Felipe en un periodo en el que los ciudadanos exigen más transparencia, más participación en la toma de decisiones políticas, más protagonismo en la construcción de un país que, en la mayor parte de los casos, se ha ido edificando de espaldas a la propia ciudadanía y que, poco a poco, ha sufrido un deterioro de la calidad de su democracia y de sus propias instituciones.

El relevo se produce tras la sorpresa protagonizada el pasado día 25 de mayo por Podemos, que logró aglutinar en torno a su recién nacido proyecto político el apoyo de más 1.200.000 ciudadanos. Una formación política que huye de las formas de hacer política de los partidos tradicionales y que ha generado una enorme ilusión entre los jóvenes y, sobre todo, entre aquellas personas entre 35 y 54 años, con estudios académicos y empleo estable, desencantados con el poder político y su forma de gestionar la crisis.

“A Felipe VI le corresponderá afrontar lo que muchos comienzan a denominar la Segunda Transición”.

A Felipe VI le corresponderá afrontar la que muchos comienzan a denominar la Segunda Transición. Muchas voces exigen la celebración de un referéndum para que los ciudadanos se pronuncien en las urnas sobre la continuidad de la monarquía o la instauración de la III República. Y lo hacen en coherencia con el proceso irreversible abierto en nuestra sociedad sobre la necesidad de que la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones políticas no se limite a que acudan a las urnas para participar en los procesos electorales.

Los denominados partidos tradicionales son plenamente conscientes de que o se reinventan o están condenados al fracaso. Sus sedes no pueden seguir siendo estructuras muertas sin apenas debate. Deben abrir sus puertas para que se conviertan en lo mismo que fueron en los primeros años de la democracia: el escenario de asambleas participativas, abiertas y en las que se producían debates en los que se discutía sobre su realidad más directa, donde se forjaban ideas y propuestas para el futuro.

Estamos viviendo, pese a los temores de quienes temen e infunden miedo sobre el cambio, una de las etapas más apasionantes de la democracia española. Y debemos contribuir a que este cambio sirva para acabar, como escribe la periodista Rosa Montero, con “con el viejo mundo y ser capaces de inventar algo mejor”.

“En Canarias tenemos el desafío de frenar en la cale la medicación envenada del Gobierno de Estado”.

Nosotros, en Canarias, tenemos ante nosotros el desafío que representa frenar en la calle, con nuestra protesta más enérgica, la medicación envenenada que el Gobierno del Estado ha recetado a nuestro Archipiélago: la realización de prospecciones petrolíferas en nuestras aguas, en nuestro fondo marino. Todos y todas debemos salir a la calle el próximo sábado, día 7, para demostrar a aquellos que se empeñan en jugar con el futuro de nuestra tierra que no estamos dispuestos a ser testigos mudos del mayor de un atropello e injusticia cometida con un Archipiélago que sueña con un futuro más limpio y sostenible.

Todo está en fase de revisión en nuestro país y debemos afrontar este nuevo tiempo para dar un paso adelante colectivo con implicación y participación de todos aquellos que compartimos un mismo espacio, una misma sociedad y un proyecto de futuro y esperanza.

La nueva política tiene que ser toda una actitud histórica. Y de eso se trata, de adoptar una actitud histórica” (Ortega y Gasset).

MANIFESTACIÓN

Concentración del 7 de junio. 18.00 horas.

Tenerife: Avda. de Anaga, Santa Cruz de Tenerife.

Gran Canaria: Parque San Telmo, Las Palmas de Gran Canaria.

La Gomera: Plaza de las Américas, San Sebastián de la Gomera.

La Palma: Plaza de España, Santa Cruz de La Palma.

El Hierro: Las Puntas, Frontera.

La Graciosa: Caleta del Sebo.

Fuerteventura: Plaza de la Iglesia, Puerto del Rosario.

Lanzarote: Calle Real, Arrecife.

 


Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>