Home » RSE » Rouco y Gallardón sincronizan relojes

Rouco y Gallardón sincronizan relojes

  • España es un país aconfesional, pero a veces cuesta imaginarlo
Rouco y Gallardón sincronizan relojes
Fotografía de: A. R. G.

Los cambios anunciados por Gallardón en la ley del aborto y su afán por ‘atar’ a los medios de comunicación retrotraen a otros tiempos.

Ciudad de Málaga. Casi treinta grados. Camino del aeropuerto, un cartel gigantesco sin atribución clara y anclado junto a la autovía defiende el derecho a la vida de los nonatos. Banderas de España tachonan la fachada de muchos edificios. El orgullo patrio hierve al sol. Justo en ese momento, en Roma, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le hace entrega al Papa Francisco I de una camiseta de la selección de fútbol campeona de todo. Es el primer líder europeo en ser recibido por Su Santidad.

El actor secundario Antonio María

Mientras Rajoy sonríe y reparte campechanía por los pasillos del Vaticano, Antonio María Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal Española, el hombre que se ha soñado Papa, el que hubiera sido el mejor actor secundario de Hollywood haciendo papeles de malo, nuestro Edward G. Robinson, sacude la sotana con rabia. Le exige al Gobierno de don Mariano que no sea tibio, que modifique de inmediato la ley que permite casarse a los homosexuales y también la que ampara el aborto.

Cuestión de criterios

Los periódicos del día, del lunes en el que el sol ilumina al fin la piel de toro (en la definición más castiza de la Península), incluyen crónicas de las corridas de la Feria de Abril de Sevilla, incluso el Marca y el As. En la Constitución Española, que se sepa, permanece escrito que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Más resúmenes de toros en TVE, la misma televisión pública cuyo espacio Informe Semanal estimó oportuno dedicar un amplio reportaje a la muerte de Sara Montiel (que en paz descanse) mientras despachaba con un “también murió” al escritor y economista José Luis Sampedro.

El globo sonda

Rouco ha hablado. Rajoy regresa a España. El Papa futbolero y buena persona ya tiene su camiseta de ‘la roja’. En Madrid, en la ciudad al fin primaveral, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, visita la sede del periódico La Razón, el diario que ha elegido para lanzar sus globos sonda sobre el aborto. Hay expectación. Gallardón, el lobo disfrazado de cordero del PP durante tantos años, sabía que no iba a defraudar.

Esta vez, los globos sonda de Gallardón descargan bombas. “El peligro para la salud psíquica o física de la mujer no deben ser pretextos” para abortar, proclama. Pero tiene algunas balas más en la recámara. Hace referencia incluso “a la posibilidad de que el juez pueda invitar a los medios de comunicación a interrumpir una línea de información que pueda perjudicar a la presunción de inocencia”. Aplausos al final de la intervención, en la que finalizó respondiendo a las preguntas de varios periodistas.

Y el hombre sin cabeza

Ya en la calle, en Las Canteras, dispuestos a coger aire tras comprobar que España se escabulle del siglo XXI. El viento atlántico reconforta y limpia. A unos doscientos metros se ve venir una figura oscura, casi dos metros de ser humano ataviado con una suerte de frac. Es un hombre sin cabeza, el disfraz de uno de esos habitantes surrealistas del barrio de La Isleta. Va saludando al pasar. Al verlo así, tan descabezado, se diría que tiene todo lo necesario para ser por lo menos director general.

Pinchar aquí para leer las declaraciones de Gallardón


Más noticias

Comentarios (4)

  1. diarioatlantida dice:

    Cuantas mujeres estarán dispuestas a quedarse embarazadas en España si
    su salud física y psíquica no se cuidará, si su vida se valorará menos
    que la vida del nonato? Ya no es sólo el derecho de las mujeres a
    decidir sobre su propio cuerpo el que está en juego sino también nuestro
    derecho a la integridad física, a la salud reproductiva y a la vida.

  2. Aisha dice:

    Cuantas mujeres estarán dispuestas a quedarse embarazadas en
    España si su salud física y psíquica no se cuidará, si su vida se valorará
    menos que la vida del nonato? Ya no es sólo el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo el que está en juego sino también nuestro derecho a la integridad física, a la salud reproductiva y a la vida. Cuantas mujeres estarán dispuestas a quedarse embarazadas en España si su salud física y psíquica no se cuidará, si su vida se valorará menos que la vida del nonato? Ya no es sólo el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo el que está en juego sino también nuestro derecho a la integridad física, a la salud reproductiva y a la vida.

  3. ALF dice:

    Sabía la mujer de Gallardón cuando se quedó embarazada que no valoraba su salud física y psíquica? que la consideraba un mero recipiente de una nueva vida?

  4. Luna dice:

    Qué significa que este país es aconfesional? Estado que no establece ninguna religión como oficial… Umm en nombre de qué o de quien se va a saltar el presente gobierno los acuerdos internacionales suscritos en materia de salud sexual y reproductiva? Del padre, del hijo o del espíritu santo? Porque de la madre está claro que no se preocupan…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>