Home » El Alisio » Pobre burbuja

Pobre burbuja

Un texto de GREGORIO CABRERA

LOS CORRUPTOS SE VAN DE ROSITAS, PERO HACER UNAS POMPAS DE JABÓN PUEDE SER ALGO ILEGAL…

Gregorio Cabrera, director de DA, diario digital de Canarias especializado en sociedad y medioambiente.

H
ace poco se presenció una extraña escena en la Playa de Las Canteras (Las  Palmas de Gran Canaria, Canarias) que pasamos a relatar. Un agente de la Policía Local se apeó de su bicicleta, la dejó junto a la valla del paseo y se adentró en la fina arena. Así empieza la historia…

El miembro de cuerpo local de seguridad dirigía sus pasos hacia un joven ataviado con un bombín. El muchacho, de apariencia extranjera, se dedicaba a hacer enormes pompas o burbujas de jabón introduciendo un juego de cuerdas en un cubo de agua. El policía habló con él durante apenas un minuto. Pasado ese tiempo, el chico recogió sus artilugios, se fue y las burbujas dejaron de reflejar la luz del sol y de hacer volar las sonrisas de los niños y niñas. Las burbujas no estaban en regla.

La contradicción

Esto ocurrió en una esquina de España, país que tiene el gran honor de poseer las penas por corrupción más blandas de Europa. Los mal pensados pueden llegar a imaginar, en su mente febril, que esto es así porque a los políticos no les interesa que sea de otro modo.

Imagen de Juanedc vía Flickr.

Imagen de Juanedc vía Flickr.

En el caso de Canarias, decenas de políticos, empresarios, funcionarios y ciudadanos de toda índole han esquivado la sombra de la cárcel gracias a esta realidad a pesar de haber traficado con el litoral, con el agua, los volcanes, las montañas sagradas, las llanuras y hasta con el viento. Les ha salido gratis, en no pocas ocasiones debido a la falta de medios de la justicia.

Aquí y allá se organizan simpáticas comisiones de investigación pefectamente inútiles y que además cuestan dinero público”.

Eso sí, aquí y allá se organizan simpáticas comisiones de investigación parlamentarias perfectamente inútiles y en la que sus señorías se niegan a declarar, un acto muy acorde con su obligación de transparencia y servicio público.

Y mientras, aquellos que hicieron posible la burbuja inmobiliaria que ha hecho retroceder dos décadas al país hacen normas para que nadie pueda hacer burbujas de jabón en la playa.


Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>